Nunca un equipaje ha provocado tanto ahorro. Ahora que es la colada la que da el paso y sale de casa, se comprueba –una vez más- cómo servicios de uso común redundan en un control de los gastos domésticos. Primero fue el transporte público el que nos puso sobre alerta: si todos usamos nuestro propio coche, gastamos más. Más tarde llegarían aplicaciones de uso compartido de vehículos, por ejemplo, y de nuevo una conclusión: si todos optamos por un servicio podemos disfrutarlo gastando menos. Y ahora es el turno de la colada: ¡se ha independizado y ha decidido irse de casa! El Lavalux detectamos los principales ahorros de esta alternativa:

-Se reduce el consumo eléctrico. Lavadoras y secadoras se encuentran entre los electrodomésticos de mayor consumo energético. Al optar por lavanderías autoservicio Lavalux, a final de mes la factura lo percibe.

-Productos de lavado: del mismo modo, desde quitamanchas a detergentes o suavizantes pesan en el cesto de la compra. Y muchas veces debemos comprar diversos productos que empleamos muy raramente. Al acudir a Lavalux, los útiles de limpieza dejan de ser una preocupación.

-Y, finalmente, tiempo. Puede que le echemos menos cuenta pero todos valoramos, y mucho, nuestros momentos libres. ¡Son más si optamos por Lavalux!

En definitiva, cuando la colada hace la maleta, ahorro, ahorro y ahorro llegan a casa.