¿Por fin lejos de la ciudad? ¡Qué bien sienta un poco de aire puro! Pero después de tantos meses con la casa cerrada es probable que te encuentres con algunos problemas con las prendas que tan bien guardaste antes de volver a la rutina. Para facilitarte trabajo te vamos a dar algunos consejos sobre cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda. Todo estará tan perfecto como lo dejaste.

Cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda, bañadores

¡Aquí están mis bañadores!

Hace mucho calor y lo que más apetece es darse un chapuzón. Ya seas de mar, río o piscina… Lo primero es encontrar los bañadores que guardaste con tanto cuidado el verano pasado. Aunque te molestaras por lavarlos y secarlos bien antes de despedirte de ellos, suelen estar elaborados a base de fibras elásticas sintéticas.

Este tipo de tejidos pierden elasticidad de forma gradual (aunque los cuides) y su color original. Y tienden a coger un ligero olor a goma vieja.

  • Es conveniente que antes de usarlos los dejes en remojo en una palangana con jabón natural bien disuelto en agua fría.
  • Después aclara muy bien, también con agua fría. Y déjalos secar a la sombra.
Cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda, manteles

¿Manteles amarillos? Cómo lavar la ropa almacenada de casa

Los mantenles están expuestos a todo tipo de manchas: oleosas, pigmentos como el pintalabios, taninos del vino, restos de café… Todas ellas representan un verdadero desafío a la hora de mantener los manteles en perfecto estado. Lo siento. Cuidarlos a tope no es suficiente.

Cuando los guardamos por largas temporadas perfectamente doblados en un cajón, los manteles, especialmente los de base blanca, tienden a amarillear. Ten en cuenta una gran verdad, seguro que se lo has escuchado a alguna abuela sabia:

Los manteles hay que sacarlos del cajón, airearlos y doblarlos por el lado contrario, de vez en cuando.

Sobre todo si se trata de manteles de tejidos naturales como el lino o con bordados. De esta forma evitarás el deterioro de los tejidos y ayudarás a ralentizar las manchas de humedad. Antes de usarlos no está mal que los laves en un programa corto con agua fría y detergente suave o natural. Refrescarás los tejidos eliminando los ácaros y el polvo acumulados. Y olerán frescos de nuevo.

Y si ya tiene manchas amarillas…

  • Uno por uno, los que estén manchados, debes dejarlos en remojo con agua fría y unas gotitas de lejía (si es blanco).
  • Si tiene colores o adornos: puedes usar bicarbonato disuelto en agua sobre la mancha. Frota y deja actuar. Después aclara.
Cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda, manteles individuales

El sudor y el moho… los enemigos de tu ropa blanca

Al igual que tus manteles, las camisas y camisetas blancas amarillean con el tiempo. Especialmente en la zona de las axilas. Dos son los principales responsables: el sudor y el moho.

Cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda, ropa blanca

Si piensas en cómo lavar la ropa almacenada como tus viejas camisetas. Sácalas del armario y aprovéchate de los increíbles beneficios del limón sobre la zona a tratar. Ataca tanto a las manchas de sudor como a las de moho.

Y si una vez hecho, aún huele un poco a sudor, coge tus camisetas y lávalas en la lavadora con tu detergente habitual y un buen chorro de vinagre de manzana en el cajetín de la lejía. Se eliminará por completo sin dañar los tejidos.

Cómo lavar la ropa almacenada

Cómo lavar la ropa almacenada en tu segunda vivienda, mantas

Cómo lavar la ropa almacenada

¿Mantas con mal olor?

Tus mantitas que tan agradables te hacen los ratos de siesta necesitan un remojo. Elimina los restos de polvo de todos estos meses y el mal olor que se concentra en el ambiente cuando una casa está cerrada a cal y canto. ¿Cómo lavar la ropa almacenada durante meses?

Fácil, con Lavandería Autoservicio Lavalux. Estamos muy cerca de ti para ofrecerte la última tecnología en cuidado de la ropa. Ya que debes lavar la ropa de casa, acércate y quítatela toda de un plumazo en apenas una hora.

Prendas grandes y voluminosas como las mantas y colchas son difíciles de lavar en casa. Y el secado doméstico suele ser un engorro. Con Lavandería Autoservicio Lavalux te las levarás listas para usar. ¡Y completamente desinfectadas!

Tierra y hierba: 2 olores relajantes y 2 manchas imposibles            

Las segundas viviendas, ya sean nuestras o estemos en casa de los abuelos, tienen extras que nos hacen felices. Para empezar, suelen oler a campo o mar y concentran algunos de los recuerdos más importantes de nuestra vida.

Pero a veces, la emoción nos puede. Tareas en el jardín, echar una mano en la finca o dar de comer al ganado, pueden arruinar cualquier prenda por resistente que sea.

¡No hay problema! El amoniaco suele ser un buen aliado cuando nos planteamos de verdad cómo lavar la ropa almacenada en nuestra casa de vacaciones con algunas manchas fruto de nuestra actividad en la naturaleza.

Lo ideal es que frotes la mancha con un cepillo. Es importante que no sea más fuerte que el tejido o estropearás la prenda durante el desmanchado. Puedes usar un viejo cepillo de dientes limpio. Frota el amoniaco sobre las manchas hasta que salgan. Luego, lava la prenda en agua fría con detergente.

El amoniaco no daña los colores y es desinfectante. Por lo que conseguirás un tripe resultado:

  • Nada de manchas
  • Sin tejidos descoloridos
  • Cero patógenos

Lavandería Autoservicio Lavalux: una opción segura

A veces, el inicio de vacaciones genera casi tanto estrés como la vuelta al trabajo. Pero no todo tienes que hacerlo tú. Si pensar en cómo lavar la ropa almacenada durante todos estos meses te está agobiando, ven a Lavandería Autoservicio Lavalux. Somos especialistas en el cuidado de la ropa.

Todos nuestros establecimientos cuentan con máquinas de lavado y secado con todos los avances tecnológicos, para que el resultado sobre tu ropa sea perfecto. Solo tienes que acercarte con tu ropa y dinero para las máquinas. Sin tener que preocuparte por el detergente, porque nuestras lavadoras cuentan con el mejor producto del mercado: bactericida, fungicida y virucida.

¡Olvídate de las coladas interminables de verano! Lava tu ropa a partir de 4€. Y por solo 3€ más, llévatela lista para guardar en el armario. Trae un libro o la Tablet y disfruta de un rato para ti mientras nuestros equipos industriales se encargan de tu ropa.

Otros enlaces de interés: