Seguramente más de una vez te hayas preguntado si es posible lavar una almohada en la lavadora, ¿verdad? La respuesta es sí, pero debemos atender bien a las instrucciones de lavado y las etiquetas, pues dependiendo del material de cada almohada deberemos seguir unas indicaciones u otras. Hay ciertos materiales que, directamente, no admiten ningún tipo de lavado, mientras que otras almohadas lo aceptan. 

Consejos para lavar una almohada en la lavadora

Antes de nada, como ya hemos comentado anteriormente, lo primordial es atender a las indicaciones de lavado, para asegurarte de que el lavado a máquina es posible. 

Generalmente, solemos lavar las sábanas una vez a la semana, el colchón una vez al mes e incluso la funda de la almohada…¿Pero prestas la misma atención a la almohada en sí? Aunque la mayoría de las personas suele pensar que no debemos lavar la almohada por si la humedad se mantiene en el interior y favorece la aparición de ácaros. 

Sin embargo, en realidad si no lavamos nuestras almohadas éstas acumularán ácaros, bacterias y hongos. Ten en cuenta que pasamos una media de 8 horas diarias sobre la almohada y no es de extrañar que la suciedad se acumule. 

Fundamentalmente, hay dos partes principales en el proceso de lavado de una almohada: la funda y el relleno. Por lo general, las fundas de algodón son las más habituales y se pueden lavar a máquina sin problemas. Recuerda siempre revisar la etiqueta de lavado y secado. 

Cómo lavar una almohada según el material 

En el caso del relleno, sabemos que hoy en día existen gran variedad de almohadas en el mercado, por lo que hemos hecho una selección del tipo de lavado que debes realizar según el material con el que esté fabricada. 

Lavar una almohada de látex

Como siempre os recomendamos, antes de nada revisa bien la etiqueta de lavado del fabricante y asegúrate que se puede lavar. Algunas de estas almohadas están fabricadas con materiales hipoalergénicos que evita la aparición de bacterias y ácaros en su interior, que hace que no sea necesario lavarlas.

En el caso de este tipo de almohadas (a no ser que el fabricante indique lo contrario), lo más recomendable es hacer el lavado a mano. Para ello, podrás utilizar un paño húmedo impregnado con detergente para prendas delicadas y con él frotar las manchas de la almohada. En cuanto al secado, es importante que retires el exceso de humedad todo lo posible con toallas limpias y posteriormente colócala en un lugar seco, sin que llegue la luz directa del sol y, lo más importante, en un lugar plano.

Lavar una almohada viscoelástica

Aquí lo primero que debemos tener en cuenta es el tipo de almohada viscoelástica tenemos: moldeada o transpirable, pues influirá directamente en el tipo de lavado que llevemos a cabo. 

En el caso de la almohada transpirable, podremos optar por un lavado a máquina, siempre respetando las indicaciones de lavado.

Por su parte, en el caso de las almohadas moldeadas, deberemos optar por un lavado a mano, frotando con un paño humedecido con jabón neutro o detergente suave, haciendo movimientos circulares.  Para el secado, es importante retirar el exceso de humedad y dejarla en algún lugar plano, libre de humedad, para que seque bien.

Lavar una almohada de plumas o fibra sintética

Para las almohadas de plumas, al igual que otro tipo de prendas de este material, debemos tener un trato especial y siempre atender a las indicaciones de lavado del fabricante. 

En el caso del lavado, te recomendamos que utilices el programa para prendas delicadas, agua tibia y utiliza un detergente líquido suave y un centrifugado suave también.  

Para secarlas, puedes hacerlo en la secadora o al aire libre. Si utilizas la secadora, programa el ciclo de secado en frío para las almohadas de plumas y el secado de calor mínimo para las de fibra sintética. Si i las dejas secar en el exterior, colócalas en un lugar plano y procura moverlas durante el proceso de secado.

En nuestras Lavanderías Lavalux podrás lavar tus almohadas sin problema, obteniendo un excelente resultado. Consulta aquí tu lavandería más cercana.

Foto de freepik