Con el uso diario que le damos a la tecnología parece que el bolígrafo ha pasado a un segundo, o tercero, plano. Pero de vez en cuando aún echamos mano de este instrumento para escribir notas o hacer la lista de la compra aunque existan aplicaciones que buscan hacer nuestra vida más sencilla, no solo en rapidez, sino en comodidad en cuanto al lavado, ya que evitamos que la tinta de bolígrafo acabe en nuestra ropa y nos dé quebraderos de cabeza. No obstante, si eres fan de escribir a mano seguro que te vendrán geniales estas recomendaciones de cómo limpiar manchas de tinta de bolígrafo.

Antes de nada, tendrás que leer la etiqueta para conocer de qué tejidos está compuesta la prenda que has manchado. A continuación, las recomendaciones de lavado y secado.

Si puedes, hazlo en el momento

La premisa de ‘cuanto antes puedas hacerlo, mejor’, en este caso funciona. No significa que si tardas una hora en lavar la prenda que hayas manchado con tinta de bolígrafo sea imposible, pero te llevará más tiempo.

Lo primero que debes hacer es retirar la tinta de bolígrafo

Si, los tejidos lo absorben todo. En este caso, absorberán la tinta del bolígrafo que nos haya caído encima. Pero vamos a intentar retirar la mayor cantidad que sea posible. Si empiezas con el proceso de limpieza en el momento en el que te cae, coge un trapo mojado y, con cuidado, intenta atrapar toda la cantidad que puedas. En el caso de que haya pasado tiempo, usa un algodón húmedo.

El alcohol, tu aliado

¡Quien te iba a decir que el alcohol sería tu aliado en la limpieza de manchas de tinta de bolígrafo! Pues sí, además es fácil: empapa un algodón con alcohol de 90º y frota la mancha con él hasta que desaparezca. Ten cuidado de no extender la mancha. Para ello cambia el algodón cuando veas que está ya muy manchado.

Si no tienes alcohol, no te preocupes. No hace falta que salgas corriendo a comprarlo. Puedes usar espuma de afeitar o vinagre blanco. El procedimiento es similar. Si no tienes ninguno de estos tres, ya no podemos hacer nada por ti. Sal al supermercado o tienda más cercana para comprar algunos de los anteriores productos.

Truco: coge con tu mano izquierda (si eres persona zurda la derecha) el lado de atrás de la parte manchada para que no pase la tinta a otras zonas.

Para las manchas de tinta bolígrafo más difíciles…

Zumo de limón. Sí, este cítrico puede ayudarte. Haz un zumito de un limón y remoja la prensa, o la parte manchada, en él. También funciona usar leche tibia.

TIPOS DE TEJIDOS

Los trucos anteriormente mencionados funcionan, pero su eficacia dependerá del tipo de tejido de la prenda. Vamos a verlo.

Algodón

El algodón está presente en muchas prendas, incluso en ropa de cama. Si tienes criaturas o adolescentes en casa, seguro que sin quererlo algunas manchas de tinta pueden aparecer en sábanas o toallas. Para eliminarlas solo tienes que prestar atención a su color:

Si es algodón blanco funcionará a la perfección el truco de las abuelas: leche tibia. Remoja la prenda manchada con tinta de bolígrafo en ella y frotarla de vez en cuando. Así de simple. Si la leche se tinta, deberás ir cambiándola para que no siga manchando.

Si la prenda de algodón es de color, tendrás que usar el truco del alcohol de 90º hasta que desaparezca.

Cuero

Para el cuero puedes usar leche o limón. Deberás insistir hasta que acabes por eliminarlo. Pero ¡ojo! Que puedes estropear la prenda. Si la mancha de bolígrafo se ha secado demasiado, puede que si frotas demasiado con el zumo de limón o la leche acabes por calar la prenda. Lo mejor es que dejes que se seque y le des otro poco al día siguiente.

Si al limpiar la mancha de tinta ves que la piel se ha resentido, usa crema hidratante. Sí, como si fuese tu piel: coges la crema que uses para hidratarte y le pasas un poco hasta que veas que la ha absorbido por completo.

Lana

La lana es un tejido muy sensible. Si manchas de tinta de bolígrafo una prenda de lana lo mejor es que remojes en leche la parte afectada. Puede que si la mancha es demasiado grande, necesites cambiar la leche para que no estropee otras partes. Tendrás que ir viendo como evoluciona.

Seda

No hay nada más delicado como la seda, y puede que sea así. No obstante, despreocúpate. La tinta de bolígrafo también podremos eliminarla de este tejido. ¿Con qué? Pues con leche. Sí, parece el truco infalible. Deja la mancha remojando en la leche y si es muy grande, necesitarás frotarla un poco.

Eso sí, si la mancha está muy reseca, lo mejor es que pases a usar el truco del alcohol con algodón de la siguiente manera: colocas un trapo de algodón (preferiblemente blanco) por la parte de atrás de la mancha y por la otra casa vas presionando con el algodón empapado.

Ante

Y llegamos al peor tejido de todos, porque si manchas de tinta de bolígrafo una prenda de ante… si que no tenemos opción de lavado. La única opción que te podemos dar es que lijes con una lija de grano fino la zona, y que lo hagas con muchísimo cuidado. Al finalizar pasa un trapo ligeramente húmedo de agua con vinagre por la zona y deja que seque.

Tintas indelebles

Y llegamos a una de las peores tintas: las permanente o imborrables. Si tienes la mala suerte de mancharte con esta tinta, la única solución es que frotes con un trapo (mejor de algodón) mojado con disolvente de pinturas o quita esmalte. Dependiendo del tipo de tejido se dañará más o menos, pero estas tintas están hechas para que no se borren, por lo que costará eliminarla.

Para finalizar….

Uses el truco que uses, siempre debes lavar la prenda después de retirar la tinta con jabón y agua (como un lavado normal) atendiendo a las indicaciones de lavado de la etiqueta. Si tienes dudas de su significado, te lo hemos explicado en este artículo.

Y recuerda: en Lavanderías Autoservicio Lavalux siempre puedes contar con la mejor tecnología y los mejores productos para el cuidado de tu ropa.