Tras las Navidades y el comienzo de un nuevo año son muchos los propósitos que intentamos fijarnos: aprender un idioma, bajar de peso, hacer más ejercicio… Muchos de ellos se quedan sólo en propósitos, pero algunos de ellos conseguimos hacerlos realidad y cumplir nuestro objetivo.

Si eres de los que quiere cuidar su condición física y empezar a hacer algo de ejercicio, te contamos algunos consejos para lavar y cuidar la ropa de deporte. Como ya sabes, para hacer deporte debemos usar prendas especiales que nos garanticen un mayor rendimiento: transpirables, ligeras, que mantengan el calor corporal y que sean impermeables. Una serie de variables que hacen que la ropa de deporte necesite más atención a la hora de hacer la colada.

La ropa de deporte es de uso frecuente y muchas veces el mal olor se queda impregnado en ellas, incluso después de cada lavado. ¿Quieres solucionar este asunto tan desagradable? Te explicamos cómo hacerlo en unos sencillos pasos.

Por el tipo de tejido de estas prendas, debemos atender a una serie de consejos para garantizar al durabilidad de la prenda por mucho más tiempo. Son prendas de tejidos más específicos, por lo que no vale la regla de lavarlas de cualquier manera.

Debido a su uso, la ropa de deporte huele mal por la humedad y la acumulación de sudor. Un olor que, si no se lava correctamente la ropa, quedará impregnado en el tejido. Lavar la ropa deportiva después de hacer ejercicio, usar un detergente específico y no añadir suavizante son algunos de los consejos a tener en cuenta para que no mermar la calidad de la ropa.

 

¿Cómo hago para lavar la ropa de deporte?

La ropa de deporte puedes lavarla a máquina o a mano. Lo primero que debes hacer es leer bien la etiqueta de la prenda para saber cuál es el método apropiado y la temperatura máxima soportada. Además, deberás lavarla cuanto antes. Un error muy común es llegar a casa y dejar nuestro atuendo deportivo en el cesto de la ropa. Aunque no lo creas, este gesto puede echar por tierra tus prendas. No vale dejarla días y días criando malvas en el cesto de la ropa sucia o en la bolsa del gimnasio. El microclima que se puede crear ahí dentro es perfecto para que nuestras amigas las bacterias decidan establecerse. Si no puedes lavarlas inmediatamente, sácala y déjala en un sitio donde pueda airearse.

En cuanto al programa de lavado, si tu lavadora de casa no tiene un programa específico para ropa deportiva, puedes elegir otro para prendas delicadas, con mucha agua, centrifugado corto y a baja temperatura. Así cuidarás las fibras y evitarás que se deterioren. En cuanto al detergente, lo ideal es usar un detergente específico para prendas deportivas, que garanticen la eliminación de las moléculas que causan el mal olor.

En el caso de nuestras lavadoras, podrás también elegir el programa específico para lavar tu ropa de deporte en nuestras Lavanderías Lavalux. Además, nuestras lavadoras cuentan con el sistema Care Touch Drum, se garantiza un trato delicado a la ropa, utilizando detergentes con excelentes resultados en una amplia gama de manchas y tipos de suciedad. El resultado final es una calidad de acabado sin igual en cualquier tipo de prenda.