En casi todos los hogares con niños podemos encontrar infinidad de peluches de todo tipo y en variedad de formas y colores. Un imprescindible para la decoración y diversión de los más pequeños, aunque también un gran fuente de acumulación de polvo y suciedad, sobre todo si no los limpiamos a menudo. Por ello, debemos prestar especial atención para que los más pequeños puedan disfrutar de este juguete sin preocuparnos. 

Generalmente, no es una de las tareas que hagamos habitualmente y seguramente tengas dudas de cómo hacerlo. Para facilitarte esta tarea, desde Lavalux hemos preparado una serie de consejos. ¡No te los pierdas! 

¿Cómo lavar peluches en la lavadora?

En la mayoría de los casos podemos los peluches se pueden lavar en la lavadora, aunque siempre debemos revisar previamente la etiqueta del peluche para comprobar si existe algún tipo de recomendación para su lavado por parte del fabricante. 

Además, deberemos asegurarnos de que el peluche se encuentra en condiciones para poder meter en la lavadora. Es decir, comprobaremos que no esté roto ni descosido porque,  de ser así, podría acabar destrozado dentro de la lavadora. Si es este tu caso, deberás coserlo previamente o lavarlo en seco.

Otro factor a tener en cuenta es que el peluche que queramos lavar, no contenga ni pilas ni batería, pues bajo ningún concepto podremos introducirlo en la lavadora.

Así pues, los pasos que debemos seguir para lavar peluches en la lavadora: 

  • Previamente, revisa si tiene manchas específicas y frotalas con un paño húmedo para obtener un mejor acabado. 
  • Después, mételos en una funda de almohada para evitar que se dañen. 
  •  El ciclo de lavado que debes seleccionar es para prendas delicadas. Selecciona previamente la temperatura del agua, fría o tibia y comienza el ciclo de lavado. Ten en cuenta que el agua caliente puede dañar el material del peluche. 
  • Utiliza un ciclo de lavado a bajas revoluciones. 
  • No es recomendable que introduzcas prendas que puedan desteñir o ropa excesivamente sucia. 
  • En cuanto al secado, algunos peluches pueden secarse en la secadora pero esto sólo podrás hacerlo si viene indicado en la etiqueta. En caso contrario deberás dejar que se seque al aire libre. Para ello, evita el sol directo.

Como ves, el proceso de lavado de un peluche no es tan complicado. En nuestras Lavanderías Lavalux ya no es la primera vez que nuestros clientes lavan sus peluches, por lo que te invitamos a que tú también te animes. Consulta aquí tu lavandería más cercana