Entre los negocios más cómodos para un emprendedor, sin lugar a dudas los más exitosos son aquellos que se basan en la tecnología y la automatización. Y por eso montar una lavandería automática (Ya sea a través de una franquicia o en solitario) es una de las apuestas seguras.

Rentabilizar tu negocio se hace mucho menos estresante cuando puedes dedicar tu tiempo a cualquier otra actividad que te permita conseguir ingresos, a la vez que te permite diversificar tus inversiones, ya sea a través de otras actividades como geográficamente. Imagínate la comodidad de poder basar tu futuro en montar lavanderías automáticas en diferentes ciudades o comunidades autónomas teniendo muy en cuenta su ubicación ideal y maximizar así el retorno de tu inversión. La clave de este éxito: la lavandería autoservicio.

Lavandería automática en zonas turísticas

Piensa por un momento en algunos de tus periodos de vacaciones. Seguramente te has encontrado con la necesidad de lavar tu ropa pero no disponías de lavadora en tu apartamento o preferías no utilizar el servicio de lavandería de tu hotel. ¿No crees que esa misma problemática se la encuentran muchísimos turistas?

Es por eso que la apertura de una lavandería autoservicio en una población de costa, volcada en el turismo, donde predominan las altas temperaturas (con lo que implica a nivel de cambios de ropa…) es prácticamente una apuesta segura. Con lavados económicos, los viajeros no dudarán en utilizar los servicios de lavado de una lavandería automática, por comodidad y urgencia en disponer de ropa limpia y seca de forma regular mientras duren sus vacaciones.

Múltiples lavanderías, múltiples ganancias

En el caso de tener localizadas varias poblaciones ideales para poner en funcionamiento un negocio de lavandería de estas características, ya tienes una parte del trabajo hecho. A modo de ejemplo podemos mencionar los datos de afluencia de turistas a la costa del sol en el pasado año 2017. Casi 12 millones de nuevos visitantes repartidos en las diferentes localidades de la Costa del Sol: Málaga, Marbella, Nerja, Mijas, Benalmádena, Estepona, Torremolinos, Fuengirola, Frigiliana, Ronda, Torrox, Manilva, Vélez-Málaga…

Si tenemos en cuenta que, en un escenario claramente pesimista, los beneficios de una lavandería automática podrían rondar las 5 cifras anuales, si dispones de varios locales en estos municipios turísticos tus ingresos se multiplican.

Un buen punto de partida para tu franquicia de lavandería

Uno de los mejores puntos de inicio de cualquier negocio es, sin duda, disponer de un local propio que cumpla con los requisitos exigidos para la apertura de un negocio. Sabemos que en el caso de negocios de hosteleria existen requisitos muy exigentes por parte de los ayuntamientos tales como salidas de humos, medidas acústicas o accesibilidad. En el caso de las lavanderías autoservicio existen también requisitos concretos tanto por parte de las instituciones locales como por parte, en caso de querer sumarse a una franquicia, de la empresa matriz de la franquicia.

Por eso, si dispones de locales propios (y totalmente amortizados), tienes el camino abierto para montar tu propia lavandería automática y empieza a multiplicar tus ingresos. ¿Te apuntas?

Contacta con nosotros y te ayudaremos a tomar la decisión más inteligente de tu carrera.