Existen preguntas que nos hacemos constantemente, o que escuchamos, y a las que no le encontramos una respuesta sencilla. Una de ellas es si es conveniente, o incluso necesario, lavar la ropa recién comprada antes de vestirla por primera vez. A continuación vamos a intentar despejar un poquito tus dudas.

¿Por qué hay que lavar la ropa antes de usarla?

Hay un par de razones principales para lavar tu ropa nueva una vez antes de usarla por primera vez. Una es eliminar o disminuir los acabados químicos que los fabricantes ponen en la ropa para que se vean mejor, y la otra es enjuagar el exceso de tinte.

Los acabados no molestarán a todo el que se ponga un par de pantalones nuevos, pero hay algunas personas con piel sensible que podrían desarrollar sarpullido. La ropa de los bebés siempre debe lavarse antes de usarse porque los bebés pueden ser particularmente sensibles a los productos químicos. Las prendas nuevas que se han lavado una vez serán más suaves y eso las hará mucho más cómodas de llevar.
Una pregunta común que mucha gente tiene en este momento es: “¿No sería mejor si los fabricantes de ropa no pusieran sustancias químicas adicionales en la ropa nueva?” Una razón común para aplicar químicos es el moho. Las prendas que están hechas de fibras naturales, como algodón y lino, pueden enmohecerse si están expuestas a la humedad. Los fabricantes usan formaldehído para tratar la ropa que debe transportarse, por ejemplo, desde Asia a España, para evitar el moho.

El formaldehído tiene un olor muy fuerte y, a veces, la ropa nueva que lleva resinas a base de formaldehído emitirá un olor penetrante hasta que se lave. El formaldehído también es culpado de reacciones alérgicas en personas sensibles. Si sufres de alergias , es una buena idea lavar su ropa nueva al menos una vez antes de usarlas. No vas a terminar por completo con estas sustancias, pero los reducirás un poco.
Otra etiqueta que aparece en la ropa sugiere que “se lave por separado antes de usar”. La ropa que lleva esta etiqueta a menudo tiene tintes oscuros o brillantes que pueden afectar a otras prendas o incluso a la piel. Lavar estos artículos una vez antes de usarlos eliminará el exceso de tinte y evitará esas molestas manchas.

 

¿Sabes que en las lavanderías Lavalux utilizamos los productos de más alta calidad para evitar todos estos molestos problemas? ¡Compruébalo en cualquiera de nuestros centros!

Otras razones para lavar tu ropa después de comprarla

La ropa que compramos habitualmente en las tiendas es muy posible que haya estado en contacto con anterioridad con otras pieles que no son la nuestra. Por eso, y para evitar posibles problemas, es conveniente asegurarse que la ropa que adquirimos esté en contacto con nuestra piel de un modo lo más saludable posible.

Es habitual que en determinadas prendas, como la ropa interior, calzado, calcetines o bañadores, se utilicen ciertos protectores para evitar el contacto directo del tejido con la piel, pero en el resto de prendas estas consideraciones no acostumbran a tomarse.

Del mismo modo que, probablemente, no beberías de un vaso que ha sido utilizado anteriormente por otra persona (y menos un desconocido) sin lavarlo previamente, igualmente debemos ser cuidadosos con nuestra piel.
Es posible transferir piojos, sarna, bacterias y hongos de una persona a otra cuando se prueban las prendas. Los probadores pueden convertirse en caldo de cultivo para todo, desde virus hasta pie de atleta. ¿Por qué vas a correr ese riesgo?