Saber cómo limpiar y desinfectar tu casa a fondo se ha convertido en algo fundamental en estos tiempos que corren.

La limpieza de primavera de este año representa todo un reto debido a la necesidad de un grado de desinfección más alto que de costumbre.

Con la preocupación que existe en torno a la prevención del coronavirus, es conveniente saber qué podemos hacer desde casa para reducir el riesgo de infección y propagación. Más aún cuando hay algún miembro de la familia que trabaja fuera de casa o que necesita estar aislado en su habitación como medida preventiva frente al coronavirus.

La limpieza de la casa es una tarea que a muchas personas les resulta costosa, tediosa y para nada agradecida, porque la suciedad vuelve a aparecer una y otra vez. Es por ello que, queremos hacerte un resumen práctico de cómo limpiar y desinfectar tu casa a fondo.

 

 

Limpiar como terapia: ¡Un poco de motivación antes de empezar!

 

Lo primero que debemos hacer es preparar nuestra mente. Los días encerrados en casa pesan y mantenerla limpia puede ser una buena manera de estar activo si lo enfocas con inteligencia.

Este zafarrancho de combate son palabras mayores. Sin embargo, cuando haces una limpieza profunda de tu hogar, de esas que hacían nuestras madres y abuelas, poniendo todo patas arriba, la convivencia mejora notablemente.

Los japoneses, que de equilibrio mental saben mucho, lo llaman «método Oosouji» y creen que te conecta con tu casa, haciendo que te sientas muy bien en ella.

Además, con el esfuerzo que supone limpiar y desinfectar tu casa a fondo, tonificas tu musculatura y haces, sin darte cuenta, ejercicios aeróbicos. La actividad continuada hace que tu cerebro produzca mayor número de endorfinas y eso se traduce en sensación de bienestar.

La sensación de bienestar unida a la satisfacción del trabajo hecho, te ayuda a relajar la ansiedad acumulada por el encierro.

 

Limpiando en familia2

 

Consejos prácticos para antes de empezar a limpiar…

 

1. Planifica las tareas de limpieza:

Antes de ponerte a limpiar como si no hubiese mañana, es conveniente hacer una relación de las tareas. Tanto si va a participar toda la familia como si estás tú solo ante el peligro, debes tener claro qué orden seguir. De esta forma, evitarás duplicar esfuerzos y tareas.Una vez que hayas decidido las tareas, establece un planning semanal para ir llevándolas a cabo: quién y cuándo se van a limpiar las ventanas, aspirar las alfombras, limpiar y hacer el cambio de armarios, lavar mantas y edredones, limpiar cocina y baños, repasar a fondo los rincones…

  • Encadena tareas-personas en cada espacio o asigna grandes tareas. En una misma habitación pueden trabajar varias personas si cada una hace una fase de forma consecutiva como en una línea de producción.
      • 1º El encargado del Polvo y los cristales
      • 2º El expecialista del Aspirador
      • 3º El maestro del Fregona
  • Puedes hacer un reparto de las habitaciones, en caso de que seáis pocos en casa. Uno puede ocuparse de la limpieza del baño y la cocina y otro del resto de las habitaciones. Los armarios deberéis trabajarlos juntos.

2. Despréndete de todo aquello que ya no uses:

Es el momento perfecto para hacer una revisión de todo aquello que probablemente, ya ni recordabas que tenías. Limpiar y desinfectar tu casa a fondo también significa deshacerte de ropa y trastos viejos. Bien porque hayan perdido su uso o porque ya no te gustan.

Sácale un último partido antes de comenzar a fondo con la limpieza

  • Siempre puedes donar lo que esté en buen estado para que otras personas aprovechen lo que ya no necesitas o venderlo.
  • Todo aquello roto o estropeado y que no se pueda reparar o sencillamente que no sirva para donar o vender, tiene su sitio en la basura.
  • La acumulación de cosas genera estrés y pasamos demasiado tiempo en casa para añadir tensiones.
  • Además, son un foco de concentración de polvo que es la “casa favorita” de los ácaros, y la perdición para los alérgicos.

3. Haz una lista de utensilios y productos de limpieza:

Ten en cuenta que existen productos específicos para cada superficie, así como una extensa gama de antisépticos y desinfectantes. Una buena elección te permitirá conseguir unos resultados óptimos.

Toma nota de todo aquello que vayas a utilizar y revisa qué herramientas para limpiar el bañoproductos tienes almacenados debajo del fregadero. De esta forma, sabrás qué necesitas comprar y evitarás que los botes se acumulen en un espacio que muchas veces es limitado: paños y bayetas, fregona y cubo, escoba y recogedor, aspiradora, limpia suelos, lejía, cera… o en el caso de que prefieras usar productos naturales, no te olvides del vinagre, el bicarbonato y el limón.

Ahora que ya estamos preparados, ¡pasemos a la acción!

 

Cómo limpiar y desinfectar tu casa a fondo paso a paso

 

1. Ventilar:

La casa necesita respirar y oxigenarse. Abre todas las ventanas y renueva el aire del interior.

  • La renovación del aire es muy importante para prevenir el Coronavirus.
  • Además, permite airear los gases que emiten los desinfectantes fuertes como la lejía.
  • Y ayuda a que se seque el suelo más rápido después de fregarlo.

2. Lavar cortinas, mantas, edredones, cojines y fundas de sofás.

Ya que estamos haciendo una limpieza en profundidad aprovecha para echar a lavar las grandes prendas: cortinas, mantas, edredones, cojines y fundas. Las sábanas es recomendable cambiarlas cada semana.

    • Solo tendrás que parar unos minutos cuando termine Metiendo ropa en la lavadorael programa para tender y, si es necesario poner otra lavadora.
    • Para la desinfección de tejidos: usa un programa con agua caliente y añade vinagre como desinfectante natural o bien lejía especial ropa con agua fría.
    • Al terminar de limpiar, todas las telas de la casa estarán libres de microorganismos.

En Lavalux disponemos de lavadoras y secadoras de 19 Kg, que sin duda, te ayudarán a ahorrar tiempo y dinero. Además, conseguirás una limpieza y desinfección total porque empleamos productos con efecto fungicida, bactericida y virucida tanto a altas como a bajas temperaturas.

3. Adecentar techos y paredes:

Para limpiar techos y paredes, te recomendamos el uso del aspirador. También puedes emplear un plumero o una escoba cubierta con un paño. De esta forma, podrás retirar el polvo y las telarañas que se hayan podido acumular.

4. Limpiar lámparas y bombillas.

Basta con pasarles un plumero para retirar el polvo y después un paño húmedo. Aprovecha la luz del día para hacerlo y espera a que se seque la superficie antes de encender la luz.

5. Limpiar cristales y espejos:

  • Limpieza auxiliar:  para limpiar el marco de las ventanas, emplea una palangana con agua y jabón y una bayeta absorbente.
  • Limpieza del cristal o espejo:  pulveriza la superficie con limpiacristales, agua con jabón, o vinagre diluido en agua y retira el exceso con una bayeta de microfibra o un papel de periódico. En el caso de las ventanas, basta con limpiarlas cada 15 días.

6. Organizar y limpiar los armarios y las cajoneras:

  • Empieza por sacar todo lo que encuentres en el interior.organizando armario
  • Haz una revisión y selecciona todo aquello que vayas a donar, vender o tirar.
  • Reorganiza todo lo que encuentres para que te resulte cómodo acceder a lo que uses de forma habitual. Un buen criterio para organizar la ropa, es según la temporada.
  • Recuerda que, antes de guardar nada, hay que limpiar y desinfectar por dentro. Para ello, aplica un producto específico en función del material del que estén hechos.
  • Recuerda repasar los altillos y zapateros.

7. Retirar el polvo de las superficies:

Debes empezar a limpiar de arriba a abajo. Ten en cuenta que si empiezas por el suelo, se volverá a manchar mientras continúas limpiando. Usa una bayeta o un plumero de material electroestático. El plumero clásico solo cambia de sitio el polvo y los microrganismos que viven en él.

8. Limpiar los muebles:

Si tus mueble reciben luz directa del sol es probable que con el tiempo pierdan su explendor. Este sería un buen momento para plantearte restructurar una habitación y de paso, limpiar la parte de detrás y de debajo de cada mueble. Para limpiarlos, es importante que tengas en cuenta el material del que están hechos. De esta forma sabrás qué producto es el más adecuado.

Por regla general un paño húmedo con limpiamuebles o agua con jabón o vinagre es suficiente; pero los muebles de madera noble necesitan un cuidado especial. Por ello, es recomendable usar una bayeta de fibras naturales y productos específicos con efecto nutritivo e hidratante. Si quieres aportarle un extra de desinfección, puedes pasar antes una bayeta con agua y jabón natural. Luego aclara antes del tratamiento específico (como si siguieras las rutinas que haces con tu piel).

9. Limpiar las puertas:

Para limpiarlas, puedes seguir los consejos del epígrafe anterior, ya que también has de tener en cuenta el material del que están hechas. Presta especial atención a los pomos ya que es un elemento muy a tener en cuenta a la hora de limpiar y desinfectar tu casa a fondo. Aplica una solución hidroalcohólica o clorada sobre los mismos para desinfectarlos. Después retira el exceso con un paño humedecido para prevenir posibles corrosiones en la superficie.

10. Barrer y fregar los suelos y alfombras.

  • Barrer y aspirar: es importante hacerlo después de quitar Cubo de limpiezael polvo del resto de superficies o tendrás que repetir la tarea.
  • Fregar: también tendrás que tener en cuenta el material del que están hechos. Si son de madera o de mármol, pasa una mopa, prestando especial atención a los rincones. Las manchas, límpialas previamente con un paño ligeramente humedecido. En caso de suelos impermeables, basta con pasar la fregona y desinfectar con productos antisépticos, agua y jabón o lejía diluida..
  • A las alfombras le pasa lo mismo. Una vez aspiradas o barridas viene fenomenal que las friegues para eliminar polvo y otros residuos que la limpieza doméstica en seco hace imposible. El tejido determina el método. Como norma general: agua con jabón (natural o no, según tejido) funciona genial.

11. Planchar y organizar las prendas.

Para evitar pasar más tiempo con la plancha, lo mejor es que la ropa que tienes que planchar la guardes bien doblada porque así tendrá menos arrugas que quitar. Y, por supuesto, siempre tienes que ponerla bien en el armario porque, en caso contrario, el tiempo de plancha no habrá servido de nada.

12. Desinfectar el material de limpieza utilizado:

Una vez que hayas terminado, no olvides desinfectar el material de limpieza utilizado, ya que supondría tener un foco innecesario de hongos y bacterias.

 

 

Sitios de Especial Interés: comando de limpieza ON

Es probable, que esta temporada hayas notado que tu casa se ensucia antes que de costumbre. Es normal, estamos todo el día en ella.

Los alimentos y nuestro cuerpo generan residuos que producen bacterias. Debes saber que el polvo de nuestra casa es producido, principalmente por nuestra piel.

El baño y la cocina son las zonas de la casa más sufridas. Ambos lugares tienen tendencia a acumular humedad y no siempre bien iluminados. Es por ello, que deberás emplear productos antisépticos o desinfectantes químicos para una limpieza total.

 

Cómo limpiar y desinfectar la cocina:

  • Fregadero: es uno de los lugares más sucios de casa,Madre e hija fregando platos ya que en el se acumulan restos de comida. Recomendamos no dejar que se acumulen vajilla y utensilios de cocina y desinfectar al menos 2 veces a la semana.
  • Grifos: presta especial atención en la limpieza diaria de los grifos, ya que están expuestos a todo tipo de virus y bacterias.
  • Encimera: es otro lugar clave, ya que en ella se prepara la comida y se apoyan un sin fin de elementos que provienen del exterior. Mantenerlas limpias y desinfectadas es limpieza de encimeraesencial.
  • Tabla de cortar: debe ser limpiada después de cada uso. Procura, además disponer de diferentes tablas para cortar el pescado, la carne y las verduras.
  • Utensilios de cocina: ya sean de madera o plástico, son un foco de posibles infecciones si no eliminas bien los restos de alimentos. Usa productos antisépticos.
  • Lavadora y el lavavajillas: basta con poner un lavado a alta temperatura para eliminar bacterias.Lavavajillas abierto
  • Horno: puedes utilizar un producto específico o hacer una pasta con bicarbonato, vinagre y agua. Después aclara la superficie y pásale una bayeta.
  • Campana extractora: en ella se acumula la grasa y un sin fin de partículas. Puedes desmontarla y meterla en el lavalajillas o dimpiarla en el fregadero con quitagrasas y después, agua caliente con jabón.

 

Cómo limpiar y desinfectar el baño:

  • La ducha y la bañera: procura aclararla después de cada limpieza de lavabouso para evitar la proliferación de hongos. Usa un estropajo y limpiador de baños 1 vez a la semana, prestando especial atención a las juntas y al desagüe.
  • Los Grifos: presta especial atención en la limpieza diaria de los grifos, ya que están expuestos a todo tipo de virus y bacterias.
  • La cortina de la ducha: también debes aclararla y secarla tras su uso. No obstante, conviene limpiarla cada 2 semanas con agua con jabón y un poco de bicarbonato.
  • El inodoro: con la escobilla puedes acceder a todos los Limpieza de inodororecovecos del interior, desinfectando en profundidad. Elige una de plástico para que no se oxide.
  • El vaso con los cepillos de dientes: debido al foco de hongos y bacterias que pueden llegar a ser, recomendamos utilizar otro tipo de soporte para los cepillos. Procura cambiarlo 2 o tres veces por semana. En el caso de usar cepillos eléctricos no tendrás este problema.

Rincones y Espacios olvidados a los que prestar especial atención:

Hay un montón de lugares y elementos de la casa a los que no les prestamos la atención que deberíamos a la hora de limpiar. Lo que supone dejar un espacio idóneo para que hongos, gérmenes y bacterias, ácaros, o pequeños insectos campen a sus anchas.

  • El pomo, tirador, interruptor, enchufe, mando a distancia, Spray sobre el pomo de una puertamóvil…: estos elementos pequeños se tocan continuamente por lo que debes prestar especial atención en ellos a la hora de limpiar y desinfectar tu casa a fondo.
  • Los útiles de limpieza (estropajo, bayeta, paño, fregona, escoba y otros): recuerda limpiarlos después de cada uso. No uses los mismos útensilios para limpiar las diferentes zonas de la casa. Dispón de un estropajo y una bayeta específicos para el baño, otros para la cocina, etc.
  • Otras zonas que solemos dejar atrás:
    • Debajo del sofá, de la cama y del colchón.Limpiando debajo del sofá2
    • La parte trasera del inodoro, lavabo, y bidé.
    • El interior de la nevera, el horno o la lavadora.
    • Debajo y/o detrás de los electrodomésticos.
    • Detrás del mueble de la TV.
    • Escaleras y barandillas.
    • Altillos, zócalos y rodapiés.

 

 

Cómo limpiar y desinfectar la casa si hay un enfermo de Coronavirus

Si en casa hay una persona enferma de Coronavirus, es imprescindible extremar el cuidado con la limpieza y desinfección del hogar.

Aunque la persona que haya dado positivo en coronavirus se encuentre aislada en su habitación, es probable que comparta espacios comunes como el baño, pulse interruptores, toque pomos, vajilla, ropa…

Con el fin de prevenir el contagio del resto de la familia: te aconsejamos limpiar y desinfectar la casa a fondo y seguir las recomendaciones para el aislamiento domiciliario en casos leves de COVID-19.

    1. Limpia el baño familiar con lejía después de ser usado por el paciente y antes de que pase otra persona.
    2. Prepara un lote de utensilios personales para el paciente: vasos, cubiertos, platos, toallas, sábanas…
    3. Usa lavavajillas con el programa de agua caliente.
    4. Lava la ropa en la lavadora entre 60°/90° a diario.
    5. Deja secar completamente la ropa.
    6. No sacudas las sábanas, toallas o alfombras porque puedes esparcir el virus.
    7. Los tejidos retinen también el virus, debes limpiarlos a menudo: friega las alfombras además del suelo, haz la colada a diario y no dejes que nada coja humedad.
    8. Las superficies como encimeras, mesas, sillas, pomos, mando de la televisión, teclado, manillares de ventanas… Y todo lo que se toque a menudo, debe ser desinfectado continuamente.

Limpiando coronavirus

Hay muchos productos específicos. El Ministerio de Sanidad ha elaborado una lista de virucidas en la que se incluyen algunos para ser usados por el público en general. No hace falta que te vuelvas loco: la solución más efectiva y sencilla es la lejía doméstica diluida en agua.

El baño y todas las superficies que se toquen a menudo (pomos, teclados, interruptores, mando TV…) deben ser limpiadas a diario con una bayeta desechable y lejía diluida en agua en la siguiente proporción: 1 parte de lejía por 50 partes de agua.

 

Enlaces de interés: