Si nunca se te ha encogido una prenda en la secadora, es probable que hayas estudiado muy bien los símbolos de las etiquetas, que no laves mucho o que hayas tenido mucha suerte. Sin duda, esos íconos más de uno los pasa por alto, pero realmente son muy importantes a la hora de lavar, secar y planchar la ropa. Puedes evitar perder tu prenda favorita por no reconocer lo que quieren decir. Para conocer sobre los símbolos del lavado, puedes entrar aquí pero si quieres saber más sobre los del secado, continúa leyendo.

Para el secado a máquina tienes un ícono que hace alusión a una secadora, es muy fácil, tan solo cuadrado con un circulo dentro. Éste se representa de varias formas según cómo deberías efectuar el secado en las prendas. Cuando aparece solo el cuadro con el círculo quiere decir que lo puedes secar en la secadora, básicamente, no necesita ningún requerimiento en especial.

Si dentro del círculo te aparecen dos puntitos, significa que debes dejarlo secar a temperatura media, pero si solo aparece un punto en el centro, lo debes poner a secar en temperaturas bajas. Ahora, si tiene una gran “X” que cubre el cuadrado y el círculo, quiere decir que no puedes usar la secadora para esa prenda. Sencillo, ¿no?

Las líneas que se ven abajo del cuadro representan el tipo de secado: si tiene una sola raya horizontal, quiere decir que debe ser delicado, pero si tiene dos el secado debe ser muy delicado.

Ahora vamos con el ícono del secado a mano, que es tan solo un cuadrado el cual representa una ventana totalmente abierta,(sí, son muy minimalistas y debes dejar que tu imaginación haga su trabajo). Cuando se muestra solo significa que se seca a mano. Si aparece una línea curva en la parte superior, quiere decir que lo puedes dejar secar en cuerda.

Si dentro del ícono se ven un par de líneas diagonales en la esquina superior izquierda, significa que debes dejar que seque a la sombra, pero si te aparecen éstas y, además, la línea curva superior, deberás dejar secar en cuerda y a la sombra.

La “X” para este caso también representa lo que no puedes hacer, es decir, no podrás dejar secar a mano.

Una línea horizontal dentro del cuadrado quiere decir que debes dejar secar en esa posición; mientras que tres líneas en forma vertical significan que debes dejar escurrir. Recuerda que si aparecen, además, dentro del cuadro las líneas de “sombra”, seguirás los mismos pasos, según indique el ícono pero a la sombra.

Quizá pueda parecerte algo engorroso y complicado, pero te aseguramos que, si te fijas bien en lo que representa cada ícono y le das lógica a las formas que ves, se te hará muy sencillo aprenderlas todas y darle a tu ropa el cuidado que necesita. Sin duda, es bastante complejo, pero nada complicado y si sigues las instrucciones tal como te lo indica cada ícono, puedes darle a tus prendas una larga vida útil sin que tengas que llevarte la pena de que se encojan, se rompan o se deformen. ¡Aprende a usar estos íconos y disfruta más tu ropa preferida!