A veces puede parecer una locura ese montón de símbolos en las etiquetas de la ropa. Seguramente te ha sucedido que metes una prenda en la secadora y se te encoje, o que la planchas y la marcas o se te quema, dañándola por completo; incluso, que la metes en la lavadora y se te cae todo el color o se te rompe. Es probable que tengas más de una anécdota al respecto, por eso, es importante saber cuál es la mejor forma de mantener tu ropa, por lo que te recomendamos aprenderte los íconos que te ponen en las etiquetas.

En este caso te enseñaremos a reconocer esos símbolos del lavado y el uso de los blanqueadores y muy pronto te mostraremos más y ya verás que, a la larga, te ahorrarás muchísimo y siempre vas a tener tu ropa como nueva.

Lo primero que tienes que conocer es el símbolo del balde, que se basa en si se puede lavar la prenda, la temperatura y de qué forma debes hacerlo. Puede que si te excedes, por ejemplo, con el calor del agua, la ropa cambie su forma, se destiña o se dañe por completo, así que, vamos, aprenderlos es muy sencillo y te evitará un mal rato.

Luego viene el símbolo que representa solo las temperaturas a las que debes lavar el agua, en la imagen te explica cuáles son. Estas temperaturas se representan con puntos, por lo que debes prestar mucha atención a ese detalle y buscar una guía si no reconoces los grados máximos que debes utilizar.

Por último, pero no menos importante, tienes el cubo de agua con líneas en la parte inferior. Éste te dirá el tipo de lavado que debes realizar, es decir, si es delicado o no y si es adecuado para luego usar la plancha.

Ahora pasamos a los productos para el lavado. Si vas a usar blanqueadores, la etiqueta también te explica mucho al respecto. ¿No te habías fijado? Seguro lo viste y no lo reconociste nunca. El cloro, lejía o cualquier producto de blanqueado se representa con el triángulo, si ves uno con las líneas dentro del triángulo representa que solo puedes utilizar blanqueadores de oxígeno. También tienes uno que dice “CL” que es para usar solo blanqueadores de cloro o lejía y cuando éstos sales en blanco y negro con una “X” en el centro, es porque no puedes usar estos productos o dañarás tu ropa.

Listo, ya puedes lavar con toda confianza, sabiendo que tu ropa seguirá intacta después de este proceso. Es muy fácil de recordar, uno es una cubeta y el otro es un triángulo, así que, memorízalos y ya verás que muy pronto estarás explicándole estos interesantes datos a todos.

Te aseguramos que sabiendo esto, tu ropa durará por mucho más tiempo, pero recuerda que hay otros símbolos que debes conocer para que tus prendas se mantengan siempre como nuevas, desde el momento del lavado hasta que la vuelvas a usar. Tu camisa favorita no estará en riesgo después de esto.