Con la llegada del invierno, las bajas temperaturas y la lluvia, sobre todo en climas más húmedos, las temidas manchas de moho en la ropa pueden ser un inconveniente. Por lo general, este tipo de manchas suelen salir en prendas de algodón, así como otro tipo de materiales orgánicos (cuero, por ejemplo).

Por si no lo sabes, las manchas de moho de la ropa aparecen, sobre todo, cuando guardamos la ropa aún húmeda en el cajón o el armario o bien cuando la dejamos amontonada mucho tiempo después de sacarla de la lavadora. Lo suyo sería tenderla inmediatamente o introducirla en la secadora.

Con todo, aunque la aparición de moho en nuestra ropa es algo que debería preocuparnos, es fácil evitar que aparezca. Simplemente tenemos que tomar una serie de costumbres o consejos para que nos olvidemos de este tipo de manchas. Te recomendamos que te asegures de no dejar nunca la ropa húmeda apilada mucho tiempo y nunca metas la ropa húmeda en el armario. Un caso muy típico es meter los pantalones o el abrigo que traemos puestos de la calle en el armario después de un día de lluvia y que, por norma general, están mojado o húmedos.

Por otro lado, si tu armario está en una zona muy húmeda de la casa puede que, aunque tomes las precauciones pertinentes, acaba apareciendo moho igualmente. Si esto ocurre, puedes optar por poner un deshumificador dentro del armario que absorbe el exceso de humedad del ambiente y lo transforma en un líquido que se almacena en un depósito.

 

Cómo saber si la ropa tiene moho

¿Sabías que las manchas de moho en la ropa son muy perjudiciales? Y es que no solo para tus prendas, sino también para ti. Pueden causar erupciones en tu piel, estornudos y otros síntomas de alergia. Por eso, si quieres evitar estos síntomas, una forma de reconocer las manchas de moho antes de verlas es a través del olor. Generalmente, cuando las manchas son bastantes grandes, la ropa desprender un fuerte olor a humedad, a parte de que pueden llegar a verse a simple vista.

 

Cómo eliminar el moho de la ropa

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, independientemente del producto que utilicemos, es que siempre que sea posible es recomendable lavar la ropa con agua caliente. Las altas temperaturas ayudan a matar el moho de forma eficaz y también los posibles alérgenos que se hayan quedado en la ropa.

A parte de eso, existen productos como la lejía o el vinagre que nos ayudan a eliminar este tipo de manchas y resultan muy eficaces. Otra opción para las manchas de moho no muy grandes es mezclar el zumo de limón con un poco de sal hasta formar una pasta y aplicar la solución sobre la mancha. Deja que se seque y absorba las esporas de moho. Luego, lava la prenda como de costumbre. Para tejidos como el algodón o el poliéster, este es un remedio muy eficaz pero con fibras más delicadas, puede dañar la ropa.

 

Las lavadoras y secadoras profesionales que encontrarás en Lavanderías Autoservicio Lavalux son de gran calidad y cuentan con la última tecnología. Aportarán a tu ropa una sensación de limpieza excepcional.